Creencias dañinas

Las empresas que no tienen una base tecnológica empiezan a ser desplazadas.

Con una base tecnológica, las empresas tienen la capacidad de poder conocer mejor a sus usuarios, tienen la capacidad de organizarse de una manera distinta y tienen la capacidad de desarrollar una cultura que se enfoque en crear valor.